Archivo por días: septiembre 20, 2018

Floración de plantas

Para que la floración de tus plantas de interior sea más frondosa, no tienes más que echar en la tierra, solo una vez al mes, dos cucharadas de gaseosa. Crecerán mucho más robustas y fuertes.

Riegos a plantas suspendidas

Las plantas que están suspendidas igual que las que están en lugares altos, sufren más los efectos de la calefacción, ya que el techo siempre está a una temperatura mayor. Riégalas con más frecuencia de la habitual, pero con poca cantidad de agua. Si puedes descolgarlas con facilidad, hazlo y pulverízalas al menos una vez a la semana.

Ficus

Una pequeña cucharada de miel disuelta en un tazón de leche fría resulta un abono verdaderamente ideal para tus preciosos ficus. Además, con administrárselo a la planta una vez al mes será más que suficiente para que crezca tan fuerte y tan hermosa como para que se convierta en la envidia de todos tus amigos e invitados.

Poto

El poto es una planta agradecida, pero si se está marchitando, échale una yema de huevo batida con un poco de agua cada tres meses.

Regar las plantas colgadas

Supongo que a ti también te resultará bastante incómodo tener que subir y bajar escaleras continuamente para regar las plantas que tienes colgadas. Hay una solución: Coloca sobre la tierra de cada maceta unos cubitos de hielo. Es una buena forma de riego a goteo. Al ir deshaciéndose poco a poco, la planta irá absorbiendo el agua que vaya necesitando.