Objetos decorativos de cobre

Si tienes unos objetos decorativos de cobre que no sabes cómo abrillantar, frótalos con medio limón impregnado con bicarbonato. A continuación, remata la operación frotando con un estropajo de lana de acero (preferiblemente ya desgastado) y pule con un paño de algodón para sacarle el brillo. ¡Quedarán impecables!

Colgar objetos en azulejos

Si quieres colgar objetos que pesan poco en los azulejos de tu cocina o baño, no hace falta que agujerees la pared: basta con que compres cinta adhesiva de doble cara: una parte la adherirás al azulejo y la otra al objeto. Pega y listo.