Limpiar el rodillo de pintura

La limpieza del rodillo de pintura es un trabajo bastante engorroso, ya que hay que dejarlo en remojo, aclararlo y secarlo cada vez que se utiliza. Pero si lo vas a volver a usar al día siguiente, la solución es suprimir estas tareas y envolverlo en una hoja de papel de aluminio, procurando expulsar al máximo el aire del interior del envoltorio. Incluso 48 horas después el rodillo estará en perfectas condiciones para dar una segunda capa de pintura a tu trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.