Grieta en porcelana

Una grieta pequeña en la porcelana se cierra frotando con una almendra amarga seca, mientras que los colores se avivan frotando suavemente con un paño impregnado en agua de limón. Estará siempre como nueva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *