Tubo de pegamento

Es inevitable: el tapón del tubo de pegamento se pega y no hay forma de volver a abrirlo. Para que no suceda ni una sola vez más, la primera vez que vayas a utilizarlo, frota con aceite la zona de la cánula por la que sale el pegamento. A partir de entonces lo abrirás sin más dificultad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *