Silicona

Para que la silicona del interior de los tubos no se seque después de haber utilizado un poco, enrosca en la boquilla un tornillo. Cuando la vuelvas a utilizar bastará con que lo desenrosques con ayuda de un destornillador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *