Pintar la casa

Al pintar las paredes de casa hay que pensar también en el destino final de cada estancia; por eso, los dormitorios pueden pintarse en color azul, ya que transmite tranquilidad. El amarillo claro resulta perfecto en las zonas de trabajo. Los colores fuertes como el naranja es mejor dejarlo para las zonas de juego de los niños: este tono transmite mucha energía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.