Despegar adhesivo

Un adhesivo viejo resulta generalmente difícil de despegar. Para facilitarte la tarea, pásale por encima una plancha tibia o aplícale un poco de aire caliente con un secador de pelo. Saldrá con más facilidad al fundirse la cola que lo mantenía unido al material.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *