Suelos de terrazo

¿Todavía no has encontrado un limpiador eficaz para tus suelos de terrazo, aunque lo has probado casi todo? Prueba a mezclar en un cubo de agua (unos 4 litros) media tacita de bicarbonato y dos tapones de detergente neutro para suelos. Limpia tu suelo y notarás que, al acabar, el suelo queda muy limpio y resalta su tono espectacularmente.

Manchas de óxido en los electrodomésticos

Si la puerta o laterales de tu frigorífico o lavadora presentan unas manchas de óxido, la mejor forma de tratarlas y disimularlas consiste en cubrirlas con un poco de pintura esmaltada en spray, muy fácil de utilizar y muy cubriente.

Sofás limpios

Si quieres que tus sofás tengan un aspecto limpio, cuando no tengas tiempo de limpiar o hacer limpiar la tapicería, esparce una fina capa de talco por toda la superficie y añade también una mezcla de detergente para lavadora y bicarbonato a partes iguales. Deja que repose durante una hora, aspira el grueso con el aspirador y, por último, cepilla muy bien.

Manchas en el espejo

Si tienes un espejo que presenta manchas resistentes que no sabes como eliminar, cúbrelas con unas gotas de aceite, deja que ablanden la mancha y, seguidamente, frota la zona con papel de seda.

Limpiar muebles de junco

Para limpiar los muebles de junco, frota con jabón de coco y lava con una esponja impregnada en agua hirviendo con un chorrito de amoniaco. Después bastará con aclarar muy bien y secar a conciencia.

Cuadros al óleo

Si quieres mantener tus cuadros pintados al óleo limpios sin estropear la pintura, pásales simplemente, una esponja -muy suave y que no raye- ligeramente enjabonada y, a continuación, enjuágalos enseguida con agua.

Manchas pequeñas en mármol

Para eliminar las manchas pequeñas que acaban presentando los mármoles (excepto el de color negro), pasa por encima un paño empapado en alcohol de quemar. Luego, friega con agua y detergente de vajillas, aclara muy bien y seca con un paño hasta renovar el brillo.

Restos de cola

Después de hacer algún trabajo con cola, es posible que queden restos en los muebles. Prepara una mezcla de agua muy caliente y vinagre en una proporción de medio litro de vinagre por dos de agua y frota con ella el mueble, con cuidado de no rayarlo. Verás como la cola desaparecerá por arte de magia.

Mueble de caoba

Para dejar impecable un mueble de caoba, frótalo con la mezcla siguiente: disuelve al baño María 30 g de cera blanca y 45 g de esencia de trementina. Cuando esté fría la mezcla añade 30 g de alcohol y trabaja hasta que la mezcla lo absorba. Ahora ya puedes dar a tu mueble una buena capa, dejar que penetre y pulir con un paño suave.

Sanitarios brillantes

Con el tiempo y el uso los sanitarios pierden su brillo original. Solo tienes que calentar un poco de vinagre, rociarlo por la loza y frotar con un paño seco. Tus sanitarios volverán a lucir como nuevos.