Lagartijas

Si tienes un bonito jardín o terraza y quieres que quede libre de insectos y bichitos, deja que campe por ella una lagartija: se alimentan de insectos y pequeños animalitos y mantendrán tu jardín libre de ellos. Tus plantas no corren peligro salvo si tienes plantas o semillas que están brotando: en ese caso protégelas porque las lagartijas se las comerán.

Cama de mascota

¿Tienes animales domésticos en casa y sus camas hacen un olor que no siempre es agradable? Si es así, espolvorea con bicarbonato la manta, camita o cojín de tu mascota, deja que actúe un buen rato (¡es un perfecto desodorizante!), pasa el aspirador para eliminar el bicarbonato y, por último, sacude muy bien en el exterior. Conseguirás neutralizar esos olores sin problema.

Pelo sin brillo

Si el pelo de tu perro ha perdido brillo y está como apagado, incorpora a su dieta una cucharada de aceite de maíz y dos de levadura de cerveza. En unas semanas volverá a ser precioso.

Un detalle que les encantará y contribuirá a que tengan un pelaje perfecto: una vez por semana pon en el comedero de tu perro o gato un huevo crudo.

Parto

La mayoría de las perras y gatas que van a parir eligen para hacerlo una cama o un sofá. Si quieres evitarlo, pero que tu mascota tenga un buen parto, prepárale un cajón de madera o espuma mullido con ropa y tenlo preparado en su lugar, como mínimo, una semana antes del parto y cierra las puertas del salón y las habitaciones para que se acostumbre a su nueva “cama”.

Pelaje brillante y sano

Si quieres que tu perro tenga un pelaje realmente brillante y sano, no tienes más que añadir a su dieta diaria habitual una pequeña ramita de perejil bien picada. En poco tiempo notarás la diferencia.

Darle un hueso al perro

Darle un hueso a tu perro es muy recomendable para que ejercite sus mandíbulas y fortalezca sus dientes. Los de vaca o ternera son los mejores y los encontrarás en cualquier carnicería. Ten presente que no debes cocerlos más de cinco minutos, pues si lo haces pueden causarle estreñimiento.

Perro con ojos irritados

Si los ojos de tu perro están irritados, prueba a limpiárselos muy suavemente con un algodón empapado en agua a la que añadirás bicarbonato. La mezcla es un vaso de agua por una cucharada de bicarbonato.

Perro empachado

Si tu perro se ha empachado y ha vomitado, convendrá que lo dejes 36 horas sin comer nada. Puede beber toda el agua que quiera o incluso agua de manzanilla o de arroz. Si el animal insiste en comer, dale manzana rallada. Pasadas 36 horas valdrá la pena que coma un arroz blanco caldoso con pollo y zanahorias hervidos. Verás qué rápido se recupera.