Piel facial relajada

Contra el estrés: Machaca una aspirina y mézclala con un poco de leche hasta conseguir una pasta. Extiéndela por la cara y déjala actuar durante 10 minutos aproximadamente. Cuando la retires, tu piel estará tan relajada que parecerá que hayas dormido seis horas seguidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *