Renovar la piel y cuidarla

Cualquier momento es bueno para renovar la piel y cuidarla. Y ello pasa por utilizar semanalmente un exfoliante corporal que puedes preparar tú misma en tu hogar: mezcla dos cucharadas soperas de sal con dos cucharadas soperas de aceite de oliva. En la ducha, aprovecha para frotar tu cuerpo en seco con la mezcla desde los pies hasta los hombros, actuando con suavidad y delicadeza. Te tomará unos minutos, pero tu piel eliminará las células muertas renovándose y se quedará más elástica y joven. Luego dúchate y aplica una buena capa de crema hidratante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *