Rostro claro

Si quieres que tu rostro resulte claro porque no te gustan los tonos bronceados que todo el mundo luce en esta época, frótalo cada día utilizando un algodón embebido en este preparado: cuece durante 10 minutos 200 g de flores de romero, un litro de vino blanco y la cáscara de dos limones. Cuando se haya enfriado, filtra y añade otras dos cáscaras de limones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.