Encías rosadas

Puedes conseguir que las encías adquieran un color rosado y que tus dientes parezcan mucho más blancos y relucientes de una manera muy sencilla: sólo tienes que frotártelos diariamente con una fresa. Hazlo cada noche antes de acostarte y verás qué diferencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *